Visión

“Contribuir a mejorar las condiciones de vida en la zona de influencia, de tal manera que sus habitantes puedan sostener una vida digna y en armonía con su entorno natural y social, sin que importe su procedencia social, cultural, racial, sexo, credo o afiliación política.”

Esta visión ya fue determinado con el estabecimiento de la Fundación Pueblo en artículo 4 de sus Estatutos.

Pobreza y desigualdad en un país rico

A pesar de su crecimiento económico, agradable para muchos de sus habitantes, Bolivia todavía es el país más pobre de América del Sur. Sin duda, Bolivia es rico en tesoros humanos, naturales y culturales, pero al lado de Brasil es el país con la mayor divergencia entre pobres y ricos.

Quien nació como niño a una mujer indígena en el campo, tiene sólo pocas posibilidades de obtener una sólida educación básica y como adulto apenas tendrá suficientes ingresos para llevar una vida digna. Al contrario, el niño de la clase media urbana tiene mejores perspectivas. Sin educación y con pocas posibilidades de acceso a la información apenas se puede aprovechar de las medias legales de participación civil  en el Estado Plurinaciónal de Bolivia.

Ayuda concreta contra la discriminación, para más igualdad de oportunidades

La Fundación Pueblo se ha comprometido a realizar una contribución concreta al mejoramiento de las condiciones de vida de nuestros prójimos en Bolivia. Esto significa: Facilitar a los jovenes una educación escolar y técnica y evitar el trabajo infantil;  facilitar a las organizaciones de base en el campo el acceso a la información pública para el desarrollo municipal; apoyar a las municipalidades en proyectos útiles de desarrollo.

Nuestras posibilidades son limitadas y al mismo tiempo múlitples. Se basan en los puentes de solidaridad que podemos construir entre la gente y los grupos, en Bolivia y más allá. Es la cocinera experimentada de la ciudad de La Paz que comparte sus secretos de comida sana y asequible con las madres anfitrionas en Potosí; es el joven cientista político de la universidad que convence a la municipalidad de la importancia del acceso escolar para todos; son las comunidades en Alemania que apoyan con sus donaciones los proyectos para el mejoramiento de las condiciones de vida en las áreas rurales de Bolivia.

Principios de nuestro trabajo

“El camino hacia el infierno está empedrado de buenas intenciones” es un proverbio popular en Bolivia. Significa que la buena voluntad sola no es suficiente para realizar una intención con éxito, también se necesita entendimiento. Esto también vale para muchos proyectos en países ricos como Alemania, pero mucho más en un entorno exigente como Bolivia que está marcado por una variedad de culturas. Aquí algunos proyectos de buena intención no tienen el éxito deseado.

La Fundación Pueblo busca aprender del disponible tesoro de experiencias del trabajo al desarrollo. Así derivamos algunos simples principios de los fallos y éxitos del trabajo en un entorno intercultural, los cuales buscamos seguir en nuestro trabajo. Estos incluyen:

Ningún proyecto sind explícita demanda de los grupos destinatorios. Solamente iniciamos proyectos cuando nos preguntan. Eso consideramos como un requisito mínimo para asegurar el interés y la participación de los grupos destinatorios en el proyecto. Así evitamos imponer nuestras propias ideas a los participantes de los proyectos.
Ningún proyecto sin una sustancial contribución propia de sus beneficiarios. Solamente quien hace un pequeño sacrificio se apropia de un proyecto promovido por nosotros. Eso consideramos como un requisito mínimo para fomentar la sustentabilidad de nuestros proyectos. La forma y el importe de la contribución propia depende de las posibilidades reales de los grupos destinatorios: Una madre anfitriona facilita su casa a un niño en edad escolar, una municipalidad facilita una parte de su presupuesto común para la ejecución de un proyecto.
La Fundación Pueblo exige de sus trabajadores que no solamente aportan su buena voluntad pero también sus conocimientos a la buena causa. No todas las solicitudes de proyectos de los grupos destinatorios tienen sentido técnico, social o económico. Tratamos de verificar estos aspectos de antemano y hablar con los participantes del proyecto antes de emplear los recursos de nuestros patrocinadores.
Cuando sea posible, los acuerdos con los participantes del proyecto se fijan en escrito para aclarar los objetivos, el contenido y las responsibilidades de los participantes como “reglas de juego” de la collaboración. Eso contribuye a la transparencia de los proyectos y reduce los conflictos en su ejecución. Cada madre anfitriona en nuestro programa de acceso escolar tiene un acuerdo con nosotros y con cada niño que hospeda; la municipalidad participante tienen un convenio con la Fundación Pueblo sobre la división de las responsibilidades y los costos del proyecto.
Cada año, la Fundación Pueblo presenta el conjunto de sus actividades ante el público en una asamblea plenaria en su sede. Amigos y patrocinadores de la fundación en el extranjero reciben un informe anual detallado en alemán. Quien confia su contribución financiera a la fundación para un proyecto – sean grupos destinatorios ó organizaciones socias – tiene el derecho a un informe detallado sobre el empleo adecuado de sus fondos.

Para la mayoría de los proyectos de la Fundación Pueblo evaluaciones participativas en el fin del año con representantes de todos los participantes son un componente fijo del trabajo. Nos esforzamos a seguir éxitos y problemas durante largos periodos de tiempo, por ejemplo en una encuesta de oyentes de nuestro programa de radio. En todos los casos, la retrospección nos sirve a aprender del pasado para mejorar nuestro trabajo actual.

Prioridades: Acceso a la educación y a la información pública

El acceso a la educación y a la información pública se han transformado en las prioridades del trabajo de la Fundación Pueblo en los úlitmos años. En estos sectores la fundación ha podido desarrollar competencias con cuales puede fomentar el desarrollo sostenible en todo el país de Bolivia y también más allá de las fronteras.

Acceso a la información pública – Aprovechar de la educación cívica

El accceso a la información pública es crucial para promover las posibilidades de participación de la población boliviana en procesos públicos de decisión y para garantizar la sustentabilidad de los proyectos. Con nuestro programa Acceso Público contribuimos hace el año 2003 a fomentar un debate cualificado sobre los derechos del hombre y la lucha contra la pobreza, y a fortalecer los derechos democráticos fundamentales de grupos desfavorecidos de la sociedad civil de Bolivia.

Acceso a la educación básica que crea puestos de trabajo en el campo

Para posibilitar una completa educación básica a los niños especialmente desfavorecidos en los áreas rurales de Bolivia, la Fundación Pueblo ha podido señalar un camino innovador con el Hospedaje Estudiantil en Familia. El programa fue premiado por las Naciones Unidas. A través de la construcción de pequeños negocios de servicio a nivel municipal, el programa también hace una contribución importante a la promoción de la economía local en el campo. Mujeres indíginas trabajan como madres anfitrionas y tienen muchas veces por la primera vez la posibilidad de obtener un ingreso propio, lo cual estimula el poder adquisitivo y la demanda de productos agricultarios en la comunidad.

Mujeres y niños en el centro

Mujeres y niños del campo son los grupos destinatorios que benefician lo más de nuestros proyectos. Esto vale tanto por el Hospedaje Estudiantil en Familia como por nuestro programa de formación técnica, lo cual se dirigió exclusivamente a niñas y mujeres jovenes de áreas rurales en los últimos años. Nuestro proyecto para el fortalecimiento de mujeres migrantes en El Alto acentua la promoción de la mujer también en el sector de la educación cívia como motivo principal del trabajo de la fundación

En los lugares donde pudimos mejorar el acceso a la educación y crear nuevos fuentes de ingreso para mujeres del campo con nuestros proyectos, también seguimos apoyar iniciativas locales para el desarrollo de la comunidad en sectores como la aseguración alimentaria y el mejoramiento de las viviendas.

Pero en esto la fundación ya no sigue el enfoque tématicamente abierto del desarrollo comunitario – de la construcción de vías públicas hasta la promoción del turismo – lo cual marcó el trabajo de la Fundación Pueblo en la primera decada de su existencia. Después de una retrospección critica de las experiencias de los primeros años, la especialización espacial del trabajo de la fundación en su municipio de origen dió lugar a una especialización tématica al acceso escolar y a la promoción de la democracia, con la cual podemos ayudar a muchas comunidades rurales en Bolivia.

Fundación Pueblo 2017, La Paz.
All content is licensed under Creative Commons CC BY 4.0.